Salva a su nieta de morir atorada con un tornillo

A unos días de que un niño de Ticul murió asfixiado con una ciruela, en Tizimín ocurrió un accidente similar, cuando una pequeña de dos años se tragó un tornillo, aunque ella si salvó la vida.
La oportuna intervención de la abuela de la menor evitó una tragedia, pues reaccionó a tiempo y logró que la niña expulsara el filoso tornillo.
El incidente ocurrió en una casa de la calle 64 entre 63 y 63-A de la colonia Sebastián Molas, en Tizimín, cuando la menor Y.D.O.K. se metió a la boca un tornillo de aproximadamente 2.5 cm y se lo tragó.
De inmediato, al sentir que el objeto le lastimaba comenzó a llorar, lo que alertó a su abuela María Guadalupe Alcocer Díaz, quien no lo pensó dos veces y le introdujo los dedos en la boca, logrando que la niña expulsara el tornillo.
Ya había solicitado auxilio a la Policía Municipal, que a su vez requirieron a paramédicos de la Cruz Roja.
Los socorrieras valoraron a la menor y posteriormente la trasladaron al Hospital San Carlos para que fuese examinada con más calma, determinándose que su vida no corría peligro.

Sobre Diario Yuca 4574 Artículos

Infórmate, luego existe.

Loading Facebook Comments ...