Reguero de Hilos

 

Un buen de hilos y bolsas de plástico quedó regado ahí en el periférico de Mérida porque el camión que los transportaba volcó a causa de una falla mecánica.

 

El chafirete Ejidio Rodríguez Quintal, contó a los paramédicos que lo atendieron y le limpiaron las heridas, que él iba hecho la máuser sobre el periférico oriente de Mérida, transitando por el carril interno.

 

El don chismeó que comenzó a subir el puente de Mulchechén bien tranquilo; de repente el camión tortón que estaba manejando, cargado hasta el copete de bolsas negras e hilos para hamaca, como que se amarró.

 

“Las llantas se amarraron, no pude controlarlo, de repente me comenzó a colear y fue cuando se volcó”, dijo.

 

El camión quedó de lado justo en la bajadita del puente. Todavía así se arrastró como 50 metros y fue entonces que la carga se fue desparramando a lo largo de la carretera.

 

El tortón quedó atravesado en tres carriles del periférico, por lo que el tránsito se comenzó a hacer pesado a lo largo de dos kilómetros.

 

Ejidio salió con algunos trancazos en el cuerpo, por lo que los tiras que llegaron al lugar, solicitaron de volada una ambulancia. La Cruz Roja mando una y después de un rato llegó otra.

 

El don no estaba grave, pero permanecía dentro de la ambulancia con suero y recostado.

 

Un perito llegó al lugar, además de compañeros de chamba del amolado, quienes estaban esperando a que llegue la aseguradora.

 

Se utilizaron dos grúas para poder poner el camión en sus cuatro ruedas. La carga la pasaron a otra nave.

 

Loading Facebook Comments ...