Pierde la batalla Lupito, el joven meridano que tenía síndrome de Job

Lupito, el joven meridano que padecía el síndrome de Job, falleció este sábado a consecuencia de las complicaciones de esta rara enfermedad, conocida también como síndrome hiperinmunoglobulina E.

Debido a este mal, Lupito sufría de llagas en la piel así como la inflamación de varios órganos, además de que en los últimos meses de su vida comenzó a perder la vista.

El fallecimiento de Lupito se dio a conocer en la cuenta de Facebook de Memo Solís Marín, Doctor Sonrisas, quien hace una semana realizó un convivio en el que participó la familia de Lupito, conformada por su madre y sus hermanos, quienes viven en San Antonio Xluch.

“El día de hoy un guerrero más ganó sus alas… Lupito apenas hace una semana nos pidió fuéramos por él para poder acudir al Día de la sonrisa junto con su familia, ahí fue la última vez que pude platicar con él… Sin lugar a dudas el pertenecer a Dr. Sonrisas hace que viva momentos muy tristes como el de hoy, pero agradezco enormemente a la vida el permitirme conocer grandes guerreros como Lupito… Sin duda lo vamos a extrañar, pero eso hace mi compromiso para con ellos aún más grande!!! Un consejo, disfruten la vida, cada momento, ayuden a quien lo necesite cada vez que puedan, sean agradecidos! Lupito te mando un gran abrazo hasta el cielo, gracias por todo!!!”, escribió Guillermo.

Hace unos meses publicamos una entrevista con la señora Elvia, madre de Lupito, quien expuso todas las dificultades que pasó para sacar adelante al joven enfermo y a sus otros hijos.

En su momento los médicos les dijeron que la enfermedad era de tipo genético y sin cura. Esta enfermedad no permite la producción de globulos rojos solo blancos, lo que propicia que se formen llagas en la piel y se inflamen órganos como el hígado.

La enfermedad igual evitaba el buen desarrollo del paciente, pues a pesar de que ya era un joven daba la apariencia de ser un niño. Se la diagnosticaron cuando tenía dos años.

Lupito no pudo ser atendido por el Seguro Popular, porque no cubre el síndrome de Job. En algunas ocasiones lo atendieron en clínicas particulares, pero debido a los escasos recursos de la familia no siempre pudieron darle el tratamiento integral que requería, consistente en vitaminas y cremas especiales.

La familia vive en la calle 78 número 814 entre 129 y 131 de la colonia San Antonio Xluch.

Fuente: Yucatán Ahora

Sobre Diario Yuca 5245 Artículos
Infórmate, luego existe.
Loading Facebook Comments ...