México vs Trinidad y Tobago un empate que da mucho de que hablar

 

Lo que en 51 minutos todo era alegría, quince minutos bastaron para borrar las sonrisas de una Selección Mexicana que volvió a mostrar dos caras en un partido de futbol, un pobre rendimiento, poco nivel, pero sobre todo que deja más dudas que nada.

 

Con un empate de 4-4 ante Trinidad y Tobago, México avanzó como segundo lugar del Grupo C con cinco puntos por los siete que consiguieron los trinitarios, ambos al mantenerse invictos ambos en la Fase de Grupos de la Copa Oro 2015.

 

Paul Aguilar, Carlos Vela y Andrés Guardado fueron los anotadores del Tri que también se beneficiaron de un autogol; Kerron Cummings con doblete, Kenwyne Jones y Yohance Marshall marcaron por los trinitarios.

 

El primer lapso fue una calca de los 90 minutos que se jugaron hace tres días ante Guatemala en Phoenix, México con mucha posesión pero con poca idea al frente. Layún y Paul Aguilar subían mucho al frente pero no sacaban un buen centro al área para Vela o Giovani.

 

Con Jonathan como único contención, Herrera y Guardado duplicaron labores de buena forma, ya que hubo en momentos buen entendimiento con Vela y Giovani al frente. Lo malo es que en el último tercio del campo no había la claridad suficiente para vencer a Marvin Phillip sobre los tres postes.

 

Pasada la media hora y tras un buen centro de Yasser Corona que debutó este miércoles, Carlos Vela prolongó con la cabeza a la llegada de Paul Aguilar, el lateral cruzó tiro y venció al arquero para el 1-0 parcial al minuto 32.

 

En la recta final del primer lapso, Giovani dos Santos sacó tiro que pasó desviado y Carlos Vela estrelló otro en el cuerpo de un caribeño.

 

Para la segunda parte y tras molestias por un choque en los instantes finales del primer tiempo, Gio salió de cambio y Oribe Peralta entró en su lugar, más que nada para cuidarlo de cara a la siguiente ronda.

 

Con el paso de los minutos, el Tri salió con todo en pro de buscar el gol. Oribe Peralta remató un esférico que pasó por encima, pero en la siguiente oportunidad caería el segundo.

 

Andrés Guardado robó balón en una pésima salida trinitaria, filtró al espacio a Vela quien dentro del área se sacó de encima a un rival y disparó para poner el 2-0, las alegrías eran totales en el seno de la Selección Mexicana.

 

Sin embargo y como en todo cuento de terror, Trinidad y Tobago decidió meter el pie al acelerador y mostró una cara distinta en cuestión de minutos.

 

Kenwyne Jones con lucha logró pasar a Kerron Cummings que sin achicarse sacó tiro dentro del área para el 2-1 parcial al minuto 55, hasta ahí todo lucía no tan mal.

 

Vela se perdió el tercero de México en una mano a mano ante Marvin Phillip, el jugador de la Real Sociedad bombeó ligeramente, pero se fue para afuera.

 

Casi después y como dice el dicho, “gol que has de perdonar has de recibir”, los caribeños lograron el empate, Cordell Cato desbordó por derecha y centró de forma rasa a Kenwyne Jones para el 2-2 parcial al minuto 57.

 

Con el rostro desencajado y sin saber qué hacer en el campo, Miguel Herrera modificó de nueva cuenta y sacó a Jonathan dos Santos por Jesús Manuel Corona para tener mayor desborde por la banda izquierda, situación que se dio pero con poca fortuna.

 

En un saque de banda, Jones cedió con el pecho a Cummings, que sin pensarla dos veces, sacó una bala al arco del Tri para vencer a Ochoa de nueva cuenta y remontar el marcador que tanto le costó a México en 51 minutos.

 

Poco ritmo, poca claridad, poca contundencia y poco carácter fue lo que mostraron por momentos los jugadores de la Selección Mexicana, que no podían concebir la forma en que estaban dejando ir el partido ante los caribeños.

 

El último cambio del “Piojo” fue la inclusión de Carlos Esquivel por Yasser Corona, cambiando el esquema del 5-3-2 por un 4-4-2 para lograr de menos el empate o el milagro de remontar en los últimos 10 minutos.

 

Como cuento de hadas, México tuvo de nuevo sonrisas en par de minutos, Andrés Guardado al 88′ sacó una bala de su pie derecho y con pequeña ayuda de la zaga, metió el balón al fondo para el 3-3 parcial.

 

Pero no todo acabó ahí, apenas cruzando el límite de los 90 minutos reglamentarios, la fortuna sonrió a todos los mexicanos presentes en el Bank of America Stadium. Un disparo en el área de Héctor Herrera vio como la pierna de Kenwyne Jones y después la mano, metieron el esférico dentro del arco para desatar la locura de la afición con el 4-3 parcial.

 

Pero la historia no acabó ahí, en una historia de terror pocas veces hay un final feliz, y el Tri lo vivió hundido en misma complejidad de no manejar resultados, en un tiro de esquina, los isleños lograron el empate, Marshall remató de cabeza y Ochoa con todo y vuelo no pudo contener, esto al 93′. Silbatazo de Mark Geiger y todos a descansar con varias cosas que analizar, más de los de negro que perdieron color con ese uniforme que los trinitarios que mostraron más que México.

 

El próximo domingo, el Tri se medirá ante Costa Rica, su último verdugo en esta justa al eliminarlo en la Copa Oro 2013 en semifinales.

 

Loading Facebook Comments ...