La ciudad sin luz, lo que nadie dice sobre el tema de las lámparas chinas.

El tema de hoy es la sentencia que la SCJN emitió sobre la deuda de Mérida por el caso de las lámparas. Vemos a políticos dando una que otra entrevista y la publicidad en Facebook por portales apócrifos está a todo lo que da.
Se veía venir, era una bola cantada y no es que la Suprema Corte odie a los meridanos ni apoye a la corrupción, la cosa es muy simple, si usted firma un contrato por cualquier servicio por un tiempo determinado, pero ese servicio no es lo que usted se esperaba, no rescinde ese contrato, si no que hace valer sus derechos para que la empresa sea obligada a prestar el servicio al que se comprometió, eso es lo más lógico para cualquier ciudadano, pero el alcalde de ese tiempo Renán Barrera decidió simplemente ya no pagar y comprar otras nuevas, como si no existieran leyes ni organismos que las hagan valer, esperando a que la empresa se de la vuelta y acepte así sin más sin reclamar lo que en derecho le corresponde. Eso obviamente no iba a ocurrir y no ocurrió, entablaron una demanda contra el municipio que nos puso en buró de crédito y recién nos condenaron a pagar más de 500 millones de pesos por pagos atrasados y para finiquitar ese contrato.

Renán Barrera se escuda en lo político, se esconde de su responsabilidad por este caso y acusa a la Suprema Corte, por su parte Vila le hace segunda y se niegan a aceptar el craso error, siguen culpando a Angélica y al PRI, pero son ellos los que nos metieron en este embrollo, pero poco les interesa que TODOS los meridanos paguemos por sus pifias, ellos tienen sus miras puestas en el 2018.

A continuación les expongo algunas consideraciones, a muchos les causará escozor, pero es simplemente la verdad, viéndolo desde un ángulo ciudadano y legal:
1.- Angélica Araujo no compró las luminarias chinas, al menos no fue una decisión unilateral, sino que la renta fue aprobada unánimemente (POR TODOS LOS REGIDORES) por un cabildo en donde desde luego habían regidores del PAN.
2.- La rescisión del contrato de arrendamiento la tomó Renán Barrera sin consultar ni al cabildo ni a la población.

3.- La compra de nuevas lámparas fue de nueva cuenta decisión unilateral de Renán Barrera, sin consultar al cabildo y sin consultar a la población. ¿A quiénes se les compró esas lámparas? ¿cuánto costaron? La respuesta a todo este embrollo parece tener un motivo si investigamos un poco sobre estas preguntas.

4.- El PAN ¿castigará o suspenderá derechos de los regidores que votaron a favor de cambiar las luminarias y rentar las chinas en la administración de Angélica Araujo?

5.- El equivalente a la deuda por este escándalo es lo que corresponde a pagar lo que se recauda en DOS AÑOS DE IMPUESTO PREDIAL.

6.- Ni Renán Barrera ni Mauricio Vila estarán como alcaldes para cuando la deuda se tenga que pagar, ya que ambos estarán seguramente buscando tu voto para tener un nuevo cargo.

La verdad siempre sale a la luz, por más chafa que sea la lámpara, por más en chino que parezca el tema. Las cosas como son.

Sobre Diario Yuca 5223 Artículos
Infórmate, luego existe.
Loading Facebook Comments ...