EBRIO, BAJA AL RUEDO DE TOROS Y LO CORNEAN

Una tarde de toros estuvo a punto de terminar en tragedia, cuando los pitones de un astado alcanzaron la pierna izquierda de Jesús Ángel B., de 46 años.

Los hechos ocurrieron ayer, durante la feria tradicional que se realiza en los terrenos de la ex estación del tren en honor a San Francisco Javier.

Según testigos del incidente, Jesús estaba sentado en un lugar de la primera fila, pegado a la reja de caballos, pero en un momento dado y a calor de las cervezas, decidió bajar al improvisado ruedo.

Primero intentó dar unos capotazos y después empezó a colaborar en la reja, abriendo y cerrando para que los animales no escaparan del coso. Eran cerca de las siete de la noche, cuando un furioso toro entró al redondel, pero Jesús ya no pudo alzar el pie izquierdo.

El animal alcanzó a cornearlo y provocarle una herida de poco más de 10 centímetros; una patrulla tuvo que trasladarlo al centro de salud, pero como no había médico, fue canalizado a un hospital del vecino municipio de Peto y después a la ciudad de Mérida.

 

Fuente: Reporteros Hoy

Sobre Diario Yuca 4576 Artículos

Infórmate, luego existe.

Loading Facebook Comments ...